Hidratacion

La Hidratacion es Vital Para Vivir
Todas las bebidas que acompañan los alimentos tienen la propiedad de suministrar al organismo el más esencial de sus elementos: la hidratacion
Y por supuesto, también sabes que de los tres litros diarios de agua que, en promedio, necesita una persona adulta para reponer la que pierde en forma natural, una buena parte la absorbe a través de los alimentos, pues todos ellos la contienen: muchas verduras como los espárragos, los pepinos y los rábanos están compuestas por más del 90 por ciento de agua; la mayoría de las frutas tienen un contenido acuoso superior al 80 por ciento; los pescados contienen entre 50 y 60 por ciento, y los espaguetis y macarrones cocidos cerca del 65 por ciento. No obstante, la mayor parte del agua que consumes es en forma de líquidos como la leche, el café y el té. Es, pues, de suma importanciala hidratacion saber lo que contienen los demás líquidos a tu alrededor, de modo que puedas elegir los más saludables.

AGUA: SIEMPRE EL LÍQUIDO VITAL Durante milenios, el agua ha sido el mejor remedio para mitigar la sed y reponer los lí­quidos que el cuerpo pierde al llevar a cabo sus funciones. Sin embargo, no toda el agua es adecuada para beber; para que sea potable debe estar libre de gérmenes infecciosos y sustancias contaminantes, además de ser incolora, insípida e inodora.

Existe un reciente descubrimiento de que el cloro, el bactericida más usado para desinfectar el agua, al combinarse con la materia orgánica forma unos compuestos químicos que pueden causar cáncer, por lo que es importante evitar ingerir agua con alto contenido de cloro. Existen dos tipos de agua, la llamada «dura», que tiene un contenido mineral alto, y la «blanda», que posee menos minerales, ya que ha sido tratada para reducir su cantidad. Ambos tipos de agua tienen sus ventajas; la primera es recomendable para la hidratacion, y la segunda, para bañarse y para la limpieza doméstica.

Las aguas embotelladas que consumes regularmente con tus alimentos te aportan una cantidad adecuada de minerales (siempre y cuando la marca sea confiable), por lo que puedes estar seguro que el cargar esa botella a todos lados es una forma de asegurarte un consumo líquido correcto. Sin embargo, contar con un buen filtro para agua potable en casa puede ser una inversión tan buena y efectiva como comprar botellas para tu consumo personal.

La Hidratacion y los Alimentos
Jugos de frutas
Cuidado con los azúcares Los jugos de frutas o verduras no son tan sólo bebidas para calmar la sed y para acompañar con tus alimentos; son, como la leche, una fuente de elementos nutritivos. El jugo de tomate, por ejemplo, es rico en vitaminas A y C; el de zanahoria está integrado en su mayoría por vitamina A; el de ciruela proporciona hierro, y los de los cítricos son bien conocidos como fuente de vitamina C.

La mayoría de los jugos envasados industrialmente, incluidos los que se venden en las tiendas naturistas, han sido pasteurizados para evitar que se fermenten. Muchos de estos productos, en especial los de manzana y de uva, han sido filtrados para eliminar los minerales, así como las fibras y otras partículas, aunque también existen en el mercado jugos espesos llamados néctares.

La pasteurización destruye varios elementos nutritivos y la filtración hace que el jugo pierda sabor, lo que no ocurre con los jugos espesos. Ahora bien, la mejor manera de obtener un jugo fresco, nutritivo y con el sabor natural de la fruta es hacerlo en casa o que lo hagan en la juguería en presencia de uno. Tener un exprimidor y un extractor de jugos en casa es lo ideal, y si prefieres los jugos más ligeros, no hay más que añadirles un poco de agua, con lo que, de paso, se reduce la proporción de azúcar y, por lo tanto, las calorías que se ingieren. Debes tener presente que los jugos recién hechos empiezan a perder propiedades nutritivas con rapidez, por lo que se deben beber de inmediato. Si consideras que a tu dieta le falta fibra, consume néctares o añade algo de pulpa a tu jugo hecho en casa. Cerciórate de que tu marca favorita de jugo no contenga azúcar adicional, y si éste es el caso, sustituye por una marca que no añada azúcar al producto. Una precaución adicional al consumir jugos de frutas o verduras es analizar el envase en el que se venden.

El jugo de frutao la hidratacion que se expende en envases de cartón o de vidrio puede ser jugo natural o reconstituido, que se hace agregando agua a un concentrado de fruta. Te conviene revisar la lista de ingredientes de la etiqueta para saber si se le han agregado conservadores o azúcar. En cuanto a los jugos enlatados, su valor nutritivo depende mucho de si han sido enriquecidos con nutrientes o no. En caso de comprar latas de jugo, evita las que han sido soldadas con plomo, pues los ácidos del contenido pueden desprender partículas de este dañino metal e impregnar el líquido.

Sodas y refrescos
No están prohibidos. En las últimas décadas, la población mundial ha incrementado el consumo de los refrescos prefiriéndolos sobre otras bebidas refrescantes. La mayoría de los refrescos son ricos en calorías y pobres en cualidades nutritivas. Contienen, por lo general, su­tancias artificiales que les dan color y sabor, así como edulcorantes sintéticos y azúcar; algunos, como los de «cola», tienen cafeína en cantidades significativas. Su excesivo consumo refuerza un deplorable hábito alimenticio que a grandes pasos sustituye en la dieta diaria a bebidas sanas y bajas en calorías.

Pero antes de juzgar el refresco, es preciso conocerlo. Técnicamente, un refresco es cualquier bebida hecha con agua (generalmente gasificada), ácidos comestibles, edulcorantes y sabor y color artificiales. Los principales son los de «cola» y los de sabor a fruta. De todos los refrescos, los de sabor a fruta contienen la más alta proporción de azúcar, y color y sabor artificiales; los de «cola», por su parte, contienen también una gran cantidad de azúcar, y su contenido de cafeína puede fluctuar entre 32 y 65 mg. Por cada 355 mi (una botella de tamaño mediano), o sea, más de lo que en promedio contiene una taza de café negro. Los refrescos dietéticos contienen los mismos ingredientes base que los otros refrescos, pero sustituyen el azúcar con edulcorantes artificiales (como el aspartarne o la sacarina) que pueden alterar el sabor y la gasificación del líquido.

Si, en promedio, una lata o una botella de refresco no dietético con gas de 355 mi contiene nueve cucharaditas de azúcar, el refresco dietético suele contener la mitad o menos. Incluso muchos refrescos dietéticos tienen un contenido de sodio mayor que los no dietéticos. Los nutriólogos aceptan que el consumo de refrescos con los alimentos, con moderación y en ocasiones especiales, no es tan dañino para el organismo como se pensaba antes. Nuestra sugerencia es que reduzcas tu consumo personal de sodas saborizadas a un mínimo tal que te permita saborearlas de vez en cuando, sin perder la línea.

Café
La bebida controversial El café se ha convertido en una de las bebidas de mayor aceptación en el mundo, por encima del té. La mayor parte de los actuales tipos de café que se cultivan y comercializan provienen de dos especies principales: la árabe y la africana (también llamada robusta). Las mejores variedades comerciales, entre ellas las centro y sudamericanas, son de cepa árabe, y su calidad varía considerablemente según las condiciones de cultivo. El grano de café sin tostar carece de sabor. Para que adquiera el aroma y sabor que todos conocemos, hay que tostarlo, sobre todo si es para preparar un capuchino o un express, excepto si es para uno estilo americano, y después molerlo para que libere el «cafeol», un aceite aromático que da a cada tipo de café su particular sabor y aroma.

El entusiasta del café no se sentirá decepcionado: en la actualidad, las cafeterías especializadas brotan a cada paso que das. Sin embargo, como en el caso anterior, la moderación es la norma a seguir, pues el café es, además de estimulante, un diurético que puede modificar determinantementetu asimilación diaria de líquidos. Sin embargo, la auténtica controversia del café gira en torno a la cafeína. Ésta es una sustancia presente en el café que pertenece a un tipo de drogas llamadas metilxantinas o simplemente xantinas. Todas las xantinas estimulan el sistema nervioso central y pueden tener efectos tanto benéficos como dañinos. Así, la cafeína tomada con moderación aumenta la agudeza mental la hidratacion y combate la fatiga; pero si se toma demasiada, provoca la constricción de los vasos sanguíneos del cerebro, la aceleración del ritmo cardiaco y arritmia, y puede desencadenar síntomas que van desde la inquietud y la irritabilidad, hasta los espasmos musculares y el dolor de cabeza. Aparte de los efectos ya mencionados, la ingestión inmoderada de cafeína está relacionada con varias afecciones tales como la diuresis, desórdenes gastrointestinales y cambios en el metabolismo de azúcar en la sangre. Té: exóticas infusiones

Llamamos tés a las bebidas o infusiones preparadas con los tallos, hojas o flores de diferentes plantas. Son enormemente populares y su uso se remonta a muchos siglos atrás. Unas veces se consumen por sus propiedades curativas, otras como bebidas estimulantes. La variedad de tés es amplísima. Entre los más conocidos figuran el té negro, el de manzanilla, el de limón, el de hojas de naranja y el de hierbabuena. A favor de los tés podría decirse que son baratos, con excepción del té negro y las mezclas preparadas que venden en las tiendas naturistas. Sin embargo, en los mercados populares, siempre encontrarás puestos especializados en hierbas y plantas para preparar infusiones en donde aún las mezclas son baratas.

Como el café, los tés deben tomarse recién hechos, nunca recalentados, o bien,consumirse muy fríos como bebidas refrescantes. Tomadas con moderación, estas infusiones son agradables y benéficas; consumidas con exageración, pueden ser perjudiciales, ya que algunas plantas con que se preparan contienen compuestos químicos que son tóxicos. Es conveniente averiguar todas las propiedades de la infusión antes de pensar siquiera en consumirla. Existen tés diuréticos, calmantes, vasodilatadores, estimulantes, digestivos, y muchas variedades suelen contar con más de una propiedad. No tomes tés indiscriminadamente, y evalúa sus efectos en tu organismo antes de cualquier consumo.

Bebidas alcohólicas
Moderación es la clave todas las bebidas alcohólicas (cerveza, vino, licores etc.) contienen el mismo ingrediente activo: alcohol etílico, un potente compuesto capaz de modificar el estado de ánimo y la conducta. El alcohol es absorbido rápida mente por los tejidos y actúa sobre el sistema nervioso central como un depresivo o un anestésico. Bebido con moderación, produce una placentera sensación de relajamiento o euforia; en dosis mayores, afecta la capacidad de juicio y la coordinación muscular, y un excesivo consumo de alcohol puede provocar una pérdida total de la movilidad, inconsciencia, y aun la muerte. Muchas personas creen que la cerveza y el vino son complementos saludables de la comida, pero su valor nutritivo es cuestionable. En pequeñas cantidades, el vino estimula el apetito y favorece la absorción de los minerales contenidos en los alimentos, pero en sí mismo contiene muy pocos elementos nutritivos.

El alcohol proporciona muchas calorías. Dichas calorías además son «vacías» y constituyen una buena parte de la ingestión calórica diaria de los bebedores asiduos que la utilizan hasta con los alimentos, sustituyendo, así, a muchos nutrientes esenciales. Por otro lado, el consumo moderado de alcohol puede reducir el riesgo de enfermedades cardiacas, y ciertas variedades (como la cerveza) son fuentes importantes de carbohidratos. Si tu consumo de alcohol se reduce a una copa de vino o una cerveza durante la comida, o a una copita de algún digestivo al finalizar los alimentos, tu organismo no debe resentir su consumo.

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!